EL CHAL de Cinthia Ozick, está compuesto de dos relatos cortos: El Chal y Rosa. Una obra maestra, no exenta de mucho dolor y nostalgia. Sus personajes viven una experiencia límite, de la cual salen pero no indemnes.

El Chal en sí mismo es un relato fuerte, muy fuerte donde el lector debe introducirse un poco en la psique humana para poder entender a Stella, Rosa y cómo la vida de Magda –un bebé- no supera la situación.

Demasiado triste, sí, pero la vida a veces lo es y la Historia así nos lo demuestra cada día. Y el CHAL tiene vital importancia como símbolo en esta novela, por todo lo que supone: protección, arraigo, instinto de supervivencia a toda costa y un no querer deshacerse del mismo –como si de un talismán se tratase- porque está lleno de recuerdos.

En cuanto a Rosa, es la continuación de El Chal y la vida del personaje que continúa. Un ser totalmente trastocado psicológicamente por lo que le ha tocado vivir, donde el lector -por momentos- no sabe qué es realidad y qué ficción, hasta que se va adentrando en la lectura.

Una obra breve, cruda, dura en sí misma, donde una vez más la autora pone de manifiesto que las experiencias vividas –si no somos capaces de superarlas- nos dejan una marcada huella y a veces unos escollos insuperables, con los que tenemos que seguir caminando-.

“Era un chal mágico; podía alimentar a un bebé tres días y tres noches. Magda no se murió, permaneció viva, aunque muy quieta. Un olor peculiar, a canela y al¬men¬dras, salía de su boca. Mantenía los ojos abiertos en todo momento, olvidándose de cómo parpadear o de cómo echar la siesta, y Rosa y a veces Stella estudiaban su azul intensidad. En el camino, alzaban el peso de una pierna tras otra y ob¬ser¬va¬ban la cara de Magda. "Aria", decía Stella en una voz que se había adelgazado como una cuerda; y Rosa pensaba en cómo Stella miraba a Magda como una joven caní¬bal. Y la vez que Stella dijo "Aria", le sonó a Rosa como si Stella en realidad hu¬bie¬se dicho "Devorémosla".

1Portada chal

Las cookies nos permite mejorar la navegación. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. +info